Cuando contratar una hipoteca con techo

junio 17, 2010

El mejor momento para contratar techos de hipoteca es cuando los tipos de interés están mas bajos, ya que será menos problable que los tipos suban mucho y nos saldrá mucho mas barato nuestro seguro contra subidas del tipo de interés.

Recordar que este tipo de hipotecas sirve para pactar un máximo en los tipos de interés durante un plazo normalmente los primeros diez años y así poder evitar los riesgos de que si los tipos de interés suben exageradamente, no tengamos que pagar una cuota de amortización que no podamos permitirnos.

Anuncios

Hipotecas dificiles

junio 2, 2010

Están surgiendo distintas entidades dedicadas a la concesión de hipotecas difíciles. Pero hay que tener en cuenta que los intereses que vamos a pagar, si acudimos a una de ellas, van a ser muy superiores a las de los bancos tradicionales, ya que el riesgo aumenta e incide en el valor final que pagaremos.

Con frecuencia las entidades bancarias piden alguna persona que tenga un aval la operacion, en especial si quien pide el prestamo tiene pocos ingresos o solvencia.

Hoy en dia es dificil adquirir una hipoteca sin tener una gran solvencia,un buen contrato de trabajo y un aval.


Gastos por servicios en la contratación de la hipoteca

mayo 24, 2010

Registro: Gastos derivados de registrar la vivienda en el registro de la propiedad, para poder adquirir las hipotecas.
Impuesto de Actos Jurídicos Documentados: su base de cálculo es la Responsabilidad Hipotecaria, y el tipo aplicable varía según las Comunidades Autónomas, pudiendo oscilar entre el 0.1% y el 1%.
Seguro: la Ley obliga a contratar un seguro de continente contra incendios para poder conceder la hipoteca bancaria.
Notario: Gastos ocasionados por la firma del contrato de la hipoteca ante el notario.


Crece el número de morosos hipotecarios

mayo 20, 2010

El número de morosos hipotecarios sigue creciendo por el impago de hipotecas, aunque estos últimos meses no ha aumentado tanto como en etapas anteriores.

Según el Banco de España, la deuda hipotecaria creció en los ultimos meses un 0,5% respecto al mismo periodo del año anterior, y alcanzó los 679.254 millones de euros de débito. En comparación con la subida del 2,6% que experimentó en marzo de 2009, esta último ascenso no ha sido tan acusado, aunque la deuda ya lleva aumentando tres meses seguidos.

La lista de morosos aumento bastantes estos ultimos meses. Aún así, las entidades financieras han sido más generosas durante este periodo en los préstamos para vivienda en detrimento de los créditos para el consumo. Además, este incremento es bastante más inferior que la deuda de los hogares que rondaba el 2,2% el año pasado.

Si quieres saber mas sobre las consecuencias de no pagar la hipoteca, visita: Mejores Hipotecas


Hipoteca de pensión

mayo 17, 2010

Conocida como Hipoteca Inversa, es un producto para personas con más de 65 años, que permite complementar su pensión por medio de unos ingresos adicionales que puede obtener a través de un crédito, crédito que nunca pagará.

Una hipoteca inversa es una modalidad de préstamo hipotecario por el que el cliente recibe una cantidad mensual fija a cambio de su vivienda hasta que fallece. La gran novedad con respecto a otros productos crediticios similares es que el cliente, además de seguir viviendo en su casa, no pierde la propiedad. Los herederos tienen siempre la opción de pagar la deuda contraída y así quedarse con el piso, para lo que hay varias fórmulas.

El banco tasa la vivienda y en función de su valor y de los intereses pactados y de los años del solicitante aplica la fórmula para saber que cuota mensual va a recibir su propietario. La hipoteca pensión  se puede realizar durante unos años pactados o hasta el fallecimiento del propietario.

Existen 20 entidades en España que se ocupan de comercializar las mejores hipotecas inversas, siendo pocas las entidades que respaldan la hipoteca inversa.

Una interesante iniciativa que puede ayudar a muchas personas mayores a vivir más holgadamente.


El crédito hipotecario

mayo 15, 2010

El crédito hipotecario lleva consigo la puesta a disposición del acreditado de una cantidad en cuenta, de la que va disponiendo en función de sus necesidades.

La cuenta de crédito admite abonos y cargos con los instrumentos y procedimientos habituales (talones, transferencias, tarjetas, domiciliaciones, etc.) y se liquidan intereses en función de los dispuestos diarios.

 La gestión y administración de los préstamos son mucho más baratas (liquidez, solvencia, riesgo de interés, ejecución, etc.) y para el consumidor son más claras desde el punto de vista de la aplicación fiscal, previsión de cancelación etc. Por eso, el crédito es sensiblemente más caro que el préstamo y el plazo total de amortización es mucho más corto.

Por ello en todo el mundo se ha impuesto el préstamo al crédito como instrumento habitual para la financiación de la vivienda. Sin embargo, para otros destinos (financiación comercial, circulante, etc.) el crédito es absolutamente preferible al préstamo.


Hipotecas sin avales

mayo 14, 2010

Hasta hace unos cuantos años, las entidades de crédito bancario no solían conceder cantidades más allá del 80% del valor de tasación de la vivienda que se quería comprar. Pero el encarecimiento de las viviendas ha producido que cada vez más gente necesite más de ese 80 %.

Además, el ahorro familiar ha ido disminuyendo, por lo que poca gente contará en sus arcas con ese 20% restante. A lo que habrá que sumar gastos e impuestos.

Aunque por definición un crédito hipotecario tenga como garantía la propiedad adquirida con él, los bancos no quieren quedarse con las viviendas de quienes no pueden pagar si pueden evitarlo. Su beneficio radica en cobrar intereses el mayor tiempo posible. Por ley, las hipotecas de hasta el 80% del valor de tasación no se verán afectadas por otra garantía que no sea la misma propiedad.

Por ello, las entidades pueden conceder hipotecas sin aval aunque se supere el 80% del valor de tasación de la vivienda a adquirir. De hecho, suelen llegar incluso al 120% de ese valor.

A cambio, las entidades obligarán al cliente a suscribir un seguro que cubra el impago de las cuotas. Así, las cuotas mensuales se compondrán de tres pagos sumados: principal, intereses y seguro. Este hecho puede influir negativamente en nuestro nivel de solvencia futuro, porque a cambio de no presentar avalistas habremos de hacer frente a una apreciable subida de las cuotas, correspondiente al importe del seguro. Por ello los plazos de devolución son amplios, hasta 40 años, lo cual hace que los pagos sean más asequibles y compensen la subida por el coste del seguro. Y también esa prolongación en el tiempo hace que la operación resulte rentable para la entidad.

Pero no suele haber hipotecas sin aval como productos específicos generalizados en todas las entidades. Más bien se estudian los casos concretos y sus particularidades. Porque aún con el seguro y la propiedad como garantías, los bancos sólo concederán estos préstamos si creen que su cliente mantiene un cierto nivel de solvencia.